Había en ella un dolor tan oculto, que no se percataba de su existencia.

Advertisements